Acuerdo de Ecuador con FMI da oxígeno al país, consideran analistas; se espera primer desembolso de $4000 millones en este año | Economía | Noticias


FMI y ONU muestran su apoyo a proceso de reestructuración de bonos ecuatorianos | Economía | Noticias

Quito –

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para entregarle a Ecuador $6500 millones en 27 meses, de los cuales $4000 llegarán este año, le da “oxígeno al país” ya que lo ayuda a cubrir la brecha fiscal, consideraron analistas económicos tras conocerse el convenio a nivel técnico con el multilateral.

La llegada de esos recursos, según refirió un análisis de Cordes, será de manera más importante en el 2020 ($4000 millones). Son $2000 millones a finales de septiembre o inicios de octubre, es decir, una vez que se dé la aprobación por parte del directorio del Fondo, y $2000 millones en diciembre, luego de la primera revisión del acuerdo por parte del FMI. En 2021 llegarían otros $1500 millones y, en 2022, los $1000 millones restantes.

Las condiciones del crédito, dice Cordes, incluyen un interés anual del 2,9 % (menos de la mitad del interés promedio de la deuda externa contratada en los últimos años) y que se debería pagar en un periodo de diez años, con cuatro de gracia.

Ayer, hacia las 14:00, el primero en dar la noticia fue el presiente Lenín Moreno, quien informó del acuerdo por $6500 millones, y agradeció al equipo técnico y a su Consejo Asesor Económico. Casi en paralelo, la jefa de misión del FMI en Ecuador, Ceyda Oner, dijo que le complacía anunciar el acuerdo en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) con un acceso solicitado de DEG 4600 millones (equivalente a $6500 millones).

“El nuevo acuerdo SAF apoyará las políticas de Ecuador para ampliar la cobertura de los programas de asistencia social, proteger a los segmentos vulnerables de la población, garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda y fortalecer las instituciones nacionales para sentar las bases de un crecimiento sólido, duradero e inclusivo”, dijo Oner. A la par que recordó que está previsto que Ecuador decrezca en 11 % en este año.

Este acuerdo aún está sujeto a la aprobación por parte de la gerencia del FMI y del directorio ejecutivo en las próximas semanas, y a la implementación por parte de las autoridades de acciones previas, dijo el FMI.

En todo caso, este acuerdo da luz verde al proceso de canje de bonos de deuda que tenía un plazo de hasta el 1 de septiembre, pero que Ecuador ya ha anunciado que se hará el próximo lunes 31 de agosto.

El FMI relató los compromisos que, de cara al futuro, asume el Gobierno para garantizar la sostenibilidad fiscal. “Esto incluye reducir el gasto relacionado con la crisis el próximo año e implementar un paquete de reforma fiscal que incluye una moderación del gasto corriente y de capital, una reforma tributaria inteligente e integral, y una mejor gobernanza del gasto público, mientras se continúa expandiendo la cobertura de la protección social”, dijo el organismo.

Para el FMI, el programa financiero respaldado por el Fondo también fortalecería el régimen de dolarización y buscará proteger el poder adquisitivo de todas las familias ecuatorianas.

Por su parte, Cordes consideró al acuerdo como una “noticia sumamente positiva para el país, que atraviesa una crisis fiscal de magnitudes inéditas y requiere, por tanto, contar con fuentes de financiamiento para evitar una ruptura en la cadena de pagos”.

Cordes recordó que entre enero y julio los ingresos totales del presupuesto cayeron 22 %, equivalente a $2500 millones, frente a igual periodo de 2019. Esa caída, que se explica tanto por un desplome del petróleo como por una sensible reducción de los tributarios, ha provocado que el Gobierno acumule atrasos por cerca de $3000 millones, principalmente con el IESS y con los gobiernos locales, pero también con funcionarios públicos y con proveedores del Estado. En ese sentido, tener acceso en la parte final de este año a $4000 millones, que serían de libre disponibilidad, permitirá cubrir una buena parte de esos atrasos.

Entre tanto, Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal, dijo que el acuerdo conseguido está acorde con las necesidades del país. “Es un acuerdo que va a ayudar a cubrir el déficit en gran medida lo cual brindará tranquilidad”.

Para Carrera, es un buen mensaje para el Ecuador que nos lleva a entender que un acuerdo con el organismo es la única vía para la estabilidad. Reconoció que Ecuador deberá continuar buscando crédito de China, pero en menor medida.

De todas maneras, dijo que hay que recordar que si bien se puede cubrir el déficit, lo más importante y la tarea que queda pendiente es bajar el déficit, esto es, generar más ingresos y bajar los gastos corrientes.

Cordes también recordó que la tarea de seguir poniendo en orden las cuentas públicas sigue siendo indispensable para evitar un crecimiento desmedido de la deuda. Asimismo, son importantes otras reformas estructurales que permitan dinamizar el crecimiento para los próximos años. “Esas reformas son indispensables con o sin acuerdo con el FMI y no deberían depender de los compromisos que el país asuma con el multilateral”, señaló.

Kristalina Georgieva, directora gerenta del FMI, dijo estar complacida de anunciar el acuerdo, mientras que Ecuador recibió la felicitación de los principales de los diversos organismos multilaterales: Luis Alberto Moreno, del BID; Carlos Felipe Jaramillo, del Banco Mundial, y otros, que calificaron al acuerdo como positivo para el país. (I)

Víawww.eluniverso.com