Ecuagran propone un concordato a sus acreedores para pagar las deudas | Política | Noticias


Ecuagran propone un concordato a sus acreedores para pagar las deudas | Política | Noticias

El futuro de Ecuagran S. A., intervenida por la Superintendencia de Compañías, se define en cinco días, hasta el próximo viernes en que concluye el plazo para que la entidad de control resuelva si admite o no la solicitud de concordato que han propuesto sus representantes.

Con esta figura jurídica, explicó el procurador jurídico de Ecuagran y Delcorp S. A., Luis Cabezas-Klaere, se busca “solucionar los problemas con los acreedores y que de esta forma la compañía siga funcionando”.

Además, con el concordato la empresa puede llegar a acuerdos de pago con sus acreedores, a quienes adeuda unos $ 42 millones. De ese monto, $21 millones corresponden al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de la Policía (Isspol), entidad que invirtió en la compra de facturas a la empresa Delcorp emitidas a favor de su relacionada Fertisolubles S. A.

En esta operación realizada en la Bolsa de Valores de Guayaquil participó Acciones y Valores Casa de Valores Accival S. A., actualmente denominada Atlántida Casa de Valores Accitlan S. A. Esta última se encuentra intervenida por la Superintendencia desde el viernes pasado y está a cargo de Silvia Solano Hidalgo, “a quien le corresponderá propiciar la corrección de las irregularidades” y “procurar el mantenimiento del patrimonio de la compañía”, además de “evitar que se ocasionen perjuicios a los inversionistas, socios, accionistas o terceros”.

Algunas de las facturas recibieron la calificación de SummaRatings, que también fue intervenida por la Superintendencia de Compañías, que investiga las operaciones de Ecuagran y Delcorp en las bolsas de valores.

En tanto que existen varias demandas de proveedores y bancos por cobro de deudas contra estas empresas.

Cabezas-Klaere explicó que si la Superintendencia no admite la figura del concordato, Ecuagran no podrá pagar sus deudas. “Si hay una negativa, hay que ver cómo se llega a un acuerdo. Si la compañía no logra su objetivo, tendría que entrar en liquidación, que no es lo que se requiere; si entra en liquidación, obviamente, será muy complicado que sus acreedores puedan cobrar”.

Al momento, dijo el procurador judicial de Ecuagran, los 70 trabajadores de esta empresa se encuentra al día en sus pagos. El concordato, que él defiende, garantizará sus puestos de trabajo, indicó, y permitirá que los mismos acreedores puedan tener la posibilidad de comprar acciones de la empresa y capitalizar su deuda. «Isspol tiene cierto grado de preferencia por ser institución del Estado», agregó Cabezas-Klaere al comentar sobre el orden de prelación en los pagos.

Los actuales propietarios de Ecuagran se encuentran fuera del país, confirmó el procurador judicial, pero dejó abierta la posibilidad de que retornen si se llegase a aprobar el concordato, figura con la que quedan sin efecto las acciones judiciales contra esta empresa. «Entiendo que ellos salieron del país en busca de líneas de crédito en el extranjero, presumiría que sí van a estar en estas negociaciones», concluyó Cabezas-Klaere.

El principal accionista de Delcorp, a su vez accionista de Ecuagran y Fertisolubles, es Gad Goldstein Valdez, quien estaría en Miami. Los gerentes son Enrique Weisson Accini en Ecuagran, Xavier Huerta Egüez en Delcorp y Alejandro Paulson Tama en Fertisolubles.

Delcorp y Ecuagran emitieron $30 millones en obligaciones en las Bolsas de Valores y actualmente se encuentran atrasados en sus pagos a los obligacionistas, entre los que se encuentran algunas instituciones públicas como Seguros Sucre y el Banco del Instituto de Seguridad Social, y otras como el Fondo de Cesantía del Magisterio. (I)

Víawww.eluniverso.com