La historia del bicentenario plasmada en bebida artesanal | Economía | Noticias


La historia del bicentenario plasmada en bebida artesanal | Economía | Noticias

A más de su pasión por la música y su labor como diseñador e ilustrador, Gabriel Fandiño se ha interesado por la investigación histórica. Durante la última década ha hurgado en decenas de documentos.

Su interés se ha centrado en episodios que rodearon la independencia de Guayaquil y la formación de la vida republicana. Esas ganas por conocer más detalles lo llevaron a visitar archivos históricos en Colombia, Venezuela y Ecuador.

En los últimos años esos conocimientos permitieron que se involucrara en proyectos editoriales con contenido histórico. Pero Fandiño quería hacer algo adicional: mostrar la historia a través de un producto. Y la cercanía del bicentenario de la independencia de Guayaquil parecía la oportunidad.

Desde el año pasado, Fandiño comenzó a idear el concepto para plasmar la imagen de los personajes del 9 de Octubre de 1820 y contar parte del rol que desempeñaron en la etiqueta de un producto. De allí surgió el plan de hacerlo con una bebida: la Cerveza Artesanal Bicentenario Fragua de Vulcano.

Fandiño creó esa marca y se alió con un maestro artesanal local para elaborar la bebida, una cerveza roja, estilo Amber Ale con 5,2 grados de alcohol. Es un producto que se concibió para coleccionistas, con una edición limitada de 12 botellas de 330 ml.

Cada botella tiene el rostro de uno de los personajes del 9 de Octubre y en el reverso de la etiqueta se incluye la biografía. Allí están Olmedo, Antepara, Urdaneta, Letamendi, Febres Cordero, y otros. Además consta Ana Garaicoa de Villamil, a quien se atribuye la coordinación del célebre baile de la noche del 1 de octubre de 1820.

La colección especial, que se expende en 130 dólares, viene en una caja de madera e incluye 100 monedas conmemorativas de la fecha. En esta primera etapa y bajo el formato de colección solo se produjeron 100 cajas (1200 botellas) y cada una ha sido numerada.

Coleccionistas y empresas privadas están entre quienes ya han adquirido parte de esta producción.

Fandiño señala que una vez que se agote esta edición de colección empezarán a comercializar six pack con las botellas, pero sin las cajas y monedas. La proyección es expenderla a través de supermercados para permitir que otro nicho de público pueda acceder al producto.

El plan de este emprendedor es lanzar nuevas ediciones coleccionables con otros hechos históricos y un libro histórico para marzo del 2021. (I)

Víawww.eluniverso.com