¿Por qué es importante tener cultura financiera? | Economía | Noticias


¿Por qué es importante tener cultura financiera? | Economía | Noticias

Tener unas buenas finanzas es algo que busca cada persona o familia, sin embargo, muchas veces no se tiene conciencia del funcionamiento general del dinero y esto lleva a tomar malas decisiones.

Por ello, es importante tener una cultura financiera que favorezca su tituación, ya que las decisiones monetarias son algo de todos los días.

El economista Christian Rosero comenta que tener cultura financiera consiste en desarrollar habilidades para manejar las finanzas en el corto y largo plazo.

«Si nosotros manejamos adecuadamente los recursos podemos optimizar o asegurar que no nos falte dinero», dice Rosero, quien pone como ejemplo de las habilidades necesarias la parte númerica, el correcto manejo de la información que se tiene sobre qué hace con su dinero y aprender a tomar decisiones inteligentes relacionadas con su bolsillo.

«No es que necesito saber mucho de finanzas, sin embargo, sí puede tener un conjunto de herramientas que le ayude a planificar los gastos... debe de comenzar a organizar su finanzas, qué es lo que gana y gasta. Esto último es importante porque hay que pensar qué es un gasto y qué es un costo. Se parecen, pero no es lo mismo. Costo es algo que usted puede recuperar y el gasto no», explica Rosero.

Él agrega que hay que pensar en qué va a gastar, son cosas que van a servir o no, son necesarias o solo disminuyen los recursos.

También recomienda dedicar un porcentaje de los ingresos al ahorro, que con el tiempo puede servir para ser usado en diferentes escenarios u objetivos.

De acuerdo con el economista Jorge Calderón, la cultura financiera es lo que las familias o personas deben tener presente para relacionar sus gastos, ingresos y su capacidad de endeudamiento.

«¿Por qué es importante? porque para cubrir necesidades se requiere el ingreso, pero en algunas ocasiones caemos o necesitamos un endeudamiento, mismo que debe ser acorde a la capacidad que se tenga y pensando en qué necesita, qué va a cubrir, entre otros aspectos. Lo importante es que exista una economía saludable«, apunta Calderón.

Para él, de ahí surge la necesidad de evaluar qué compras se realizan en función de los ingresos que se tienen, y para ello hay que definir bien los ingresos fijos mensuales, así como los variables que pueda tener. De igual manera hay que pensar en los gastos fijos (alimentación, transporte, servicios básicos, vivienda, vehículo, entre otros) y los variables, que normalmente van atados a recreación y que tal vez en algún momento se puedan sacrificar o disminuir para adquirir cosas que se necesiten en mayor medida.

Calderón agrega que siempre es importante fomentar una cultura financiera, pero que en las circunstancia actuales hay que tomar mayor atención, especialmente quienes han perdido sus trabajos o han visto disminuir su sueldo por recortes en su jornada laboral.

Además, recomienda tener cuidado y no caer en gastos que no permitan a los hijos ver que el dinero no es fácil de conseguir, sino que es parte de un sacrificio. Por ende, ve erróneo el querer suplir con dinero otras falencias, ya que da una mala lección del uso del dinero.

¿Cómo empezar?

Hay que tomar conciencia del valor que tiene el dinero y cómo se puede usar, para tener una conducta de consumo responsable y equilibrada.

Para este objetivo se puede jerarquizar los gastos para saber cuáles son los más importantes a cubrir.

Hacer un presupuesto personal o familiar también puede ayudar a optimizar los recursos e incluso planear gastos y ahorros.

Al momento de comprar, analizar las opciones y transacciones más convenientes para disminuir riesgos financieros o acumular deudas.

En definitiva, tener una cultura financiera es ser responsable con el uso del dinero que se gana, para no pasar apuros y llevar una economía personal o familiar saludable. (I)

Víawww.eluniverso.com